martes, 1 de mayo de 2012

Teorías de la inteligencia y el proceso cognitivo

Teorias de la inteligencia y el proceso cognitivo
Los procesos cognitivos, es una actividad cerebral que sirve de base para transformar una representación del mundo, estos  son los que hacen posible la inteligencia del individuo. Asimismo, las personas desde que nacen almacenan experiencias ya sean positivas o negativas a eso se le llama procesos cognitivo que pueden ser formales e informales, adquiridos a lo largo de la existencia y es aquí donde la educación juega un papel fundamental a través de los docentes que son los que tienen la tarea y la responsabilidad de fomentar en el estudiante conocimientos necesarios y la activación constante de la inteligencia.

En el mismo orden de ideas, los procesos cognoscitivos son un factor necesario para la activación de la inteligencia, siendo esta la capacidad de entender, asimilar, elaborar información y resolver problemas. De este modo, se plantean tres de sus  teorías: la primera es la teoría de las inteligencias múltiples, desarrolladas por Howard Gardner, planteando la inteligencia como la capacidad para resolver problemas o elaborar productos que puedan ser valorados en una determinada cultura. De tal manera, propuso varios tipos de inteligencia entre ellos:  Inteligencia lingüística, Inteligencia lógica-matemática, Inteligencia musical, Inteligencia espacial, Inteligencia corporal-cinestésica, Inteligencia intrapersonal, Inteligencia interpersonal o social, Inteligencia naturalista.
 Dentro de este mismo enfoque, se plantea la segunda teoría llamada la triárquica de la inteligencia, desarrollada por Robert J. Sternberg, psicólogo estadounidense, esta fue la primera teoría en ir en contra del enfoque psicométrico y adoptar un acercamiento cognitivo, estableciendo tres categorías para describir la inteligencia: Inteligencia componencial-analítica: la habilidad para planificar, ejecutar y el logro del conocimiento, la Inteligencia experiencial-creativa: habilidad fundada en la experiencia para tratamiento de la novedad y la automatización de procesos, y por ultimo  Inteligencia contextual-práctica: relacionada con la conducta adaptativa al mundo real.
Asimismo,  se plantea la tercera teoría llamada inteligencia emocional, desarrollada por Daniel Goleman psicólogo estadounidense, expresándola como  la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. También consideraba que la inteligencia emocional se organizaba  en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y manejar las relaciones.
En conclusión, los procesos cognitivos son la base de activación de los procesos mentales y por ende de la inteligencia, mientras se someta al individuo a constante conocimiento, los procesos mentales comenzaran a trabajar tratando de asimilar la información para obtener un producto, es aquí donde la educación a través del docente tiene una labor primordial utilizando estrategias que tengan como objetivo que el  individuo ponga en práctica  las diferentes teoría  de la inteligencia el desarrollo óptimo tanto intelectual como emocional del estudiante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada